En mayo  2018 el Consejo de la Unión Europea  establecía nuevas normas para la gestión de residuos y objetivos de reciclado jurídicamente vinculantes. En este post hacemos un breve repaso a una nueva normativa que se traduce en las siguientes medidas:

1. Residuos municipales: los  Estados Miembros de la Unión Europea tendrán que reutilizar y reciclar los residuos municipales en los siguientes porcentajes:

  • antes de 2025: 55%; 
  • antes de 2030: 60%;
  • antes de 2035: 65%

2. Textiles y residuos peligrosos del hogar: los Estados miembros establecerán una recogida separada a más tardar  el1 de enero de 2025. 

3. Residuos orgánicos (biorresiduos): a más tardar el 31 de diciembre de 2023, los Estados Miembros tendrán que  garantizar su recogida por separado o su reciclaje en origen (por ejemplo, mediante compostaje doméstico). Esto se sumará a la recogida por separado que ya existe para el vidrio, metales, papel y cartón y plástico.

4. La nueva normativa también define objetivos específicos de reciclado para los envases:

 


Antes de 2025

Antes de 2030

Todos los envases

65%

70%

Plástico

50%

55%

Madera

25%

30%

Metales ferrosos

70%

80%

Aluminio

50%

60%

Cristal

70%

75%

Papel y cartón

75%

85%


5. Vertidos: los Estados miembros se esforzarán por garantizar que, a partir de 2030, todos los residuos aptos para el reciclaje u otro tipo de aprovechamiento, en particular los incluidos en los residuos municipales, no se admitan en los vertederos.

6. Responsabilidad ampliada del producto: los fabricantes de productos incluidos en los  regímenes de responsabilidad ampliada del productor deben asumir la responsabilidad de la gestión de la fase de residuo de sus productos, para lo que se les exigirá una contribución financiera. Además, se han introducido regímenes obligatorios de responsabilidad ampliada del productor para todos los envases. 

El objetivo de este paquete de medidas es lograr un mayor reciclaje de residuos, fomentar el uso de envases reciclables y reutilizables, y mejorar el modo en que se gestionan los residuos. De esta manera se busca contribuir a la creación de una economía circular.