5 conceptos básicos para empresas productoras de residuos 5 conceptos básicos para empresas productoras de residuos

5 conceptos básicos para empresas productoras de residuos

03/03/2021

¿Tu empresa produce grandes cantidades de residuos? Te presentamos los conceptos básicos que has de conocer para poder gestionarlos conforme a la normativa española.

Inscripción como productor de residuos

Se trata de una comunicación para el ejercicio de la actividad, dirigida al órgano competente en materia de medio ambiente de la Comunidad Autónoma en la que está situada el centro, a través de un procedimiento establecido. En esta comunicación, el productor debe indicar los residuos que va a generar como resultado de su actividad, qué cantidades anuales aproximadas y a qué gestores de residuos los va a enviar.

Número de Identificación Medioambiental (NIMA)

El número de identificación medioambiental (NIMA) es un código empleado a nivel estatal, asignado por la Comunidad Autónoma para identificar a los centros registrados como productores y/o gestores de residuos conforme a la Ley 22/2011.

De la misma manera que un NIF va asociado a una empresa, el NIMA va asociado a un centro. Se entiende por Centro una o varias instalaciones sujetas a las distintas autorizaciones, situadas en el mismo emplazamiento y cuyo titular sea la misma persona física o jurídica.

El NIMA está constituido por diez dígitos: los dos primeros corresponden al código INE de la provincia y los ocho restantes son números asignados por la Comunidad Autónoma. Este número se asigna en función de tres factores:

  • Titular de la autorización de la instalación o centro. Identificado mediante su NIF.
  • Emplazamiento de la instalación o centro. Identificado mediante sus coordenadas UTM.
  • Actividad principal del centro. Identificada mediante su CNAE.

Código LER Lista Europea de Residuos

La Lista Europea de Residuos (LER) es una relación armonizada de residuos. Los diferentes tipos de residuos de la lista se clasifican mediante códigos de seis cifras. Los capítulos (cuatro cifras) y subcapítulos (dos cifras) definen los tipos de actividades que generan los residuos.

Si tomamos por ejemplo el código “04 02 22”, veremos que “04” corresponde al capítulo “Residuos de las industrias del cuero, de la piel y textil”, “02” identifica al subcapítulo “residuos de la industria textil”, “22” es el código correspondiente a residuos de fibras textiles procesadas.

Operador del traslado

De acuerdo con el RD 553/2020, se considerará operador del traslado la persona física o jurídica que esté en posesión de los residuos. Por regla general el operador será el productor de los residuos. También pueden serlo:

  • El gestor de un almacén de recogida, cuando agrupe pequeñas cantidades de un mismo tipo de residuos en un único vehículo, para su posterior traslado a una instalación de tratamiento desde su almacén.
  • Un agente o un negociante de residuos, previamente autorizado por escrito por alguno de los operadores anteriores de la lista.

Responsabilidad compartida del productor del residuo

Durante décadas el modelo de responsabilidad dentro de la gestión de residuos en la normativa española era el llamado de «responsabilidad delegada» que establece que la responsabilidad del productor o del poseedor del residuo concluye cuando se entrega a un negociante para su tratamiento, o a una entidad de tratamiento autorizadas y se acredite documentalmente. Este modelo se ha revelado insuficiente ya que ni garantiza la correcta gestión de los residuos ni permite controlar la trazabilidad de los mismos. La propia Unión Europea recomendaba a España sustituir este régimen de delegación por un modelo de «responsabilidad compartida», siguiendo la estela de países como Francia, Alemania y Reino Unido.

El régimen compartido regula que el productor de residuos comparta la responsabilidad del destino final de los residuos, aunque sean gestionados por agentes intermedios. Esta medida propicia un efecto de autorregulación entre los actores de la cadena de residuos, ya que los productores buscarán los mejores tratamientos existentes para sus residuos, y una correcta gestión del residuo hasta su valorización o eliminación final. El Real Decreto 553/2020 de traslados de residuos y la próxima Ley de Residuos avanzan en la responsabilidad compartida.

Este contenido forma parte de la Guía para productores de residuos publicada por TEIMAS. Puedes descargarla de manera gratuita aquí.